jueves, 18 de octubre de 2012

LA NOCHE.

 
 
Silenciosa entre las sombras.
 
Majestuosa,  mientras duerme la vida en las agujas de sus horas.
 
Junto a los callejones, la luna se acuna con laureles y albahaca.
 
Y tú, que eres día y alborada, me dejas en la almohada el beso dulce de la noche.
 
Las luces se esconden en los balcones.
 
Velan a las nubes las farolas.
 
Yo sueño.

Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores