domingo, 5 de diciembre de 2010

LEER ESCUCHANDO. El otro placer...



El placer de leer no puede sustituirse por otro placer cualquiera que sea la cosa, persona, lugar o goce que nos produzca placer. Porque el libro es un placer placentero que nos lleva a vivir lo que queremos vivir. A soñar lo que sin soñar soñamos. A viajar sin perderse el viaje. A desnudarse y vestirse de ideas de colores…A…

Leer es, ahora  y por siempre, una necesidad vital para no perderse por los recovecos oscuros del aburrimiento.

El placer que proporciona la lectura, es comparable al placer en sí mismo que se siente cuando algo nos produce placer. Bueno, sin hacer comparaciones, porque cualquier parecido con la realidad, puede ser mera coincidencia...

Claro, que también siempre hay quién dice, piensa y confiesa que la lectura le quita tiempo para otros menesteres…Que la letra menuda le da picor de ojos. Que…en fin, excusas varias para no leer, perdiéndose tantas buenas oportunidades de leer algo interesante.

Pero eso lo soluciono yo, aquí y ahora, después de leer lo que he escrito por si tiene sentido lo que escribo para dejarlo  en el Bosque, y, como siempre, esperando que alguien me lea…

No hay excusa, oigan…Que leer escuchando es, además de cómodo, el mejor motivo para escuchar todo lo que no se ha leído.

Dejo abierto por los rincones bosquianos un mágico lugar que, cómodamente, os hará entrar al maravilloso mundo de los libros.

Por cierto, gracias a todos, a tantos, a tan buenos paseantes que pasáis a leer al Bosque...

Espero que os guste la auditiva lectura. Sólo tenéis que entrar en el enlace del audiolibro y seleccionar lo que os guste oír. Alguien leerá para vosotros…Será como volver a escuchar aquellas aventuras que nos leían nuestros mayores, cuando nosotros aún no leíamos.







Gadget

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Seguidores