jueves, 21 de enero de 2010

HUELLAS DE LETRAS.


Cuando escribimos nos gusta que quienes nos leen, nos den su opinión y nos digan si les ha gustado lo que hemos creado unas veces a "vuela tecla", y otras con tiempo suficiente como para releer, borrar, rectificar... Muchas veces los lectores pasamos de puntillas por los escritos que son leídos, pero el silencio de las palabras calladas, nos deja la duda de si habremos sabido llegar al corazón o a la mente de quien, pese a leernos, no nos dice nada.
Esto lo escribí en el Foro de Literatura (uno de varios en los que estoy) donde lo dejé como agradecimiento a quienes leen, escriben, comentan o silencian. 

Hoy quiero agradecer las huellas de vuestros pasos en la arena de este Foro, aunque paseís de puntillas y no digais nada. 

Hay muy buenas aportaciones literarias que llegan a rozarnos el corazón. Bellas prosas y poesías que a veces quedan sin respuesta. Quienes aquí escriben y lo hacen tan bien, un@s con experiencia y capacidad literaria y otr@s, en las que me incluyo, queriendo hacer una tímida incursión en este pequeño mundo real o imaginario donde nos aventuramos para, sobre todo, sacar de nuestro interior lo que callado no puede quedarse.

Muchas aportaciones quedan sin un comentario que nos de una idea de lo que hemos conseguido al crearlo. Una fugaz lectura a veces pasa por bellos relatos o sinceros poemas. Otras, son motivo de análisis, confusión o debate. Pero todas, sin excepción, han sido creadas en el bullicio de mentes y corazones que se abren hueco entre las letras que, como letanías, se presentan ante sus creadores para ser contadas.

Llevo algunas noches dedicando un buen tiempo a leer los relatos y algunos poemas vuestros que, fotocopiados, se amontonaban en blancos y enrollados folios esperando ser leídos. Dejo que, cómodamente, se me vayan llenando los ojos de lágrimas y se me pongan los pelos como escarpias. Puedo desde mi cómodo rincón, relajarme sintiendo el beso de amantes y la glosa del amor vivido y sentir a la vez, el llanto de dolor por el sufrir de otros y risas perdidas.

Puedo observar detenidamente mi entorno y saber que me encuentro a salvo del miedo exterior hecho cuento . De la violación de la niñez. De la muerte a manos de corazones desagradecidos y mentes tortuosas. Puedo comprobar que los miedos nos sorprenden agazapados en mazmorras imaginarias y negras como la desolación, y puedo sonreír ante alegrías de vidas desconocidas y debo, porque quiero, ponerme a escribir esto que os dejo.


Vosotr@s con esa fluidez de verbo y letra. Con esa capacidad de sorprendernos cada día. De regalarnos historias. De crear poesía, hacéis que, cuando me imbuyo en las vidas dejadas en letra por vuestra imaginación creada, yo pueda pasearme con libertad por los recovecos oscuros y claros de la mente.

De vuestra mente. De las que salen tantas y diversas formas de sentir y contar lo que nos dejáis. De ayudarnos a ver y saber de las cosas que pasan sin que a veces nos demos cuenta.

Por eso quiero deciros hoy que, aunque en ocasiones no os diga nada a lo que escrito queda, me llegan esas historias vuestras que, reales o imaginarias a cualquiera nos pueden dejar con una lágrima o una risa en la cara.



Gracias por vuestros relatos, por los poemas, de los que por aquí estáis o de los poetas que, consagrados ya en la historia, rescatáis para hacernos recordar o darnos a conocer lo que otros crearon.
















UN SACO DE BESOS

Alargo mis manos y tiendo los brazos. Abrazo al hombre de la moto, pues voy de paquete en su negra que recorre los caminos mientras que el frío se va apoderando de manos, pies, cara, todo el cuerpo. Pero vamos entrando en calor al suave roce de la piel en que hemos envuelto nuestros cuerpos al subir a la negra moto.

Llegamos a un lugar donde el calor del hogar nos abraza de nuevo y la piel de los suaves trajes que llevamos caen despacio sobre el diván que hay frente a la chimenea. Allí he descargado el saco lleno de besos y los he oído crepitar como dulces palomitas de maiz.



Ya no siento frío, pues los besos y el abrazo son uno junto al fuego.

http://www.youtube.com/watch?v=aLukX96IrQo
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores