martes, 6 de julio de 2010

UN MAR DE DISTANCIA.




La he vuelto a encontrar.
¿Qué? La eternidad.
En el mar huido
al tiempo que el sol

ARTHUR RIMBAU., la eternidad.

Si pudiera hacerme a la mar, arriaría en mi barca el lienzo que pinté una madrugada con el color de los anhelos. Dejaría que el viento me llevara donde el agua se tiñe de arena, para que la isla de tu cuerpo cubra mi desnudez de aire y sal. Te buscaría entre las rocas donde escondes tu amor de caracolas.

Allí, bajo el azul teñido de besos,  me llenaría de ti sin el lastre eterno del tiempo.

Poco a poco, dejaría mis huellas en los pliegues de tu piel, y mis dedos se harían algas enroscadas en tu pelo, para acabar  buceando a pulmón abierto en la profundidad de tu espesura.

Pero…no puedo salir y navegar por el agua de tu vientre. Solo puedo izar la vela tejida de esperanza, mientras espero a la noche para deslizarme por las sombras y sumergirme en los recuerdos de tu voz, de tus ojos de mirar sereno,  cuando la oscuridad me cubre con el sopor estragado de la espera y  le cuento a la almohada mis secretos, y me vuelvo la brisa de los sueños para encontrarte entre ellos, y embriagarme del olor salino del deseo.


9 comentarios:

Homo dijo...

Unas letras y sentimientos íntimos y hermosos..., y una imagen preciosa, esa ola que se abraza, esa espuma que refulge en esa noche... pero que curiosamente parece reresentar un amor sublimo, tan intenso como la misma Tierra pero tan fugaz y universal como las misma espumas de las olas que van y vienen..., quizás el amor es así, muy intenso pero no perpetuo..., aunque podría serlo como el mismo sol, que nos sobrevivirá en el cosmos.
Un besico..., ¿cuando miras las llanuras manchegas ves mares, Lara...?, realmente lo son.

Atlántida dijo...

Los sueños son el primer paso para acercarse a lo que una quiere. No dejes que tus sueños sean solo esperanza, camina con ellos.

Te sigo, amiga.

Un beso.

Lara dijo...

Homo, sí veo mares en las llanuras manchegas, como son mares mis sueños que no cesan porque viven dentro de la esperanza eterna. Pero como me aconseja Atlántida, debo siempre caminar con ellos para hacerlos realidad. Y eso hago día a día para no dejar de lado la posibilidad de todo.
Que bonito dices las cosas. Sabes? muchas veces, cuando escribo algo y lo traigo al bosque y suele ser a vuela idea, tal como me surge, como me "asalta" la nostalgia o alegría, como me salen al encuentro palabras que no sé bien si están bien (valga la redundancia) hilvanadas y creadas, tengo dudas y las quiero borrar. Pero cuando leo cosas como las que dices, pienso: ¿y por qué no van a estar bien dichas aunque sean poco literarias, si son mías, mi propia vida o la de alguien cercano, y son como me salen del alma. Por tanto, si alguien deja escrito algo y, como ahora tú has hecho, pues ya ha merecido la pena tener sueños y contarlos.
Gracias y un beso.
Me gusta tu nombre nuevo.

Lara dijo...

Atlán, gracias por tus paseos por el Bosque.
Y gracias por seguirme, por llamarme amiga y por pensar que los sueños
son el primer paso para acercarse a lo que una quiere. Te haré caso, tanto como a mis sueños y caminaré en pos de hacerlos realidad...siempre pese a que exista un mar de distancia.
Besos amiga.

Marmopi dijo...

Os envidio! Qué cosas tan bellas sois capaces de decir como si nada.

El amor es como los vaivenes de las olas, así como las describes. Me gusta la similitud entre ambos!

Un abrazo!

Lara dijo...

Marmopi, muchísima gracias por tus palabras.
Me encanta que te pases por el bosque y me dejes tu opinión.
Un beso fuerte.

Roberto Learsi dijo...

Por las noches, quietas,
junto al mar, la luna…
en tu descanso abruma
mi cancion de espuma

dejo asi volar, mi poema herido
cruza el mar bravio…
vuelo junto a ti…
Deten tu andar,

descansa tu pena,
escucha atenta,
el cantar del mar,
alli encontras,

mi vos que reclama
mi canto, mi alma
mezclado con ancias
con amor, con aguas

con vientos, con mar
alli, encontraras, mi pecho
mi canto, mi brio, mi llanto
mi nombre, mi manto…

que abriga, amparando
tu llanto quebrado…
alli he de estar
en las noches quietas

pidiendo que sientas
que inquieto tu calma
en las noches largas…
alli he de estar.
Roberto Learsi Felman

Roberto Learsi dijo...

Como siempre, tu prosa se asemeja mas a un poema que a un cuento...
gracias amiga, tengo el privilegio de poder leerte...
Roberto

Lara dijo...

Bendito sea el mar que te ha traído de nuevo a tierra firme.
Se te echa mucho de menos allá por donde has ido poniendo palabras...de aliento, de amor, de alegría..e incluso las de tristeza...
Yo creo que lo que escribo, como sale del corazón, bien pudiera si, parecerse en algo a la poesía...

Gracias de corazón por dejar en el Bosque tus poemas y tus palabras de apoyo.
Besos.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores