lunes, 5 de abril de 2010

PASEANDO DE NUEVO.


No es fácil para mí dejar de pasear por el bosque. Hace días que colgué en el armario la ropa liviana tejida de flores y vestí de morado y plata. No, no soy torera. Es el color de la despedida Semana Santa, junto a mi tambor.

Hoy, lunes de mona, es día de volver a salir a respirar el aire fresco de una primavera que suena a música celestial, porque por el azul cuajado de algodón, vuelan libres los pájaros que felices surcan el cielo de la mañana, y llenan de trinos la quietud.  

Las mariposas revolotean y un ave lleva un tiempo sorprendiéndome cuando se posa cada día en el alfeizar de la ventana y picotea el cristal como anunciándome su presencia en el bosque, remontando el vuelo cuando los bigotes gatunos se acercan ante la extrañeza que le debe causar, igual que a mí, verla y oírla llamar. Debo preguntarle a mi amigo de los animales qué clase de ave es porque es una preciosidad pero totalmente desconocida para mí.

La gata mira relajada a través de este espacio abierto por donde se cuela el sol regalándonos la calidez de sus caricias.
Los árboles nos anuncian la gestación de nueva vida entre los verdes brotes, como recreación de la fuerza de la Naturaleza. De esa de la que no me quiero ocultar. En la que quiero recrear mi propia vida.

Y, aquí estoy de nuevo, saludando desde mi mundo entrañable y privado que voy abriendo para que sintáis que no estáis paseando en soledad.

Por eso dejo un beso y  


7 comentarios:

bicipalo dijo...

Y la vida continua en el Bosque. tanta vida que llama a tu ventana, podría ser un mirlo si es negro y con pico anaranjado, podría ser una urraca blanquinegra, acaso un sencillo gorrión pero desde luego no un vencejo..., que ya estan llegando desde el continente madre. Los vi el domingo de mañana y hoy por la tarde otra vez. Aún vuelan altos pero pronto descenderán cortejarse entre agudos vuelos que llenaran la calle
con sus chillidos y sus acrobacias.
Feliz primavera ama del Bosque.

Lara dijo...

Hola paseador bosquiano.
No es ninguna de esas aves que dices la que llega a la ventana y picotea el cristal. Esas los conozco, están por mi espacio. Nunca lo había visto antes, e igual es común, pero lleva unas semanas apareciendo. Es de color marrón claro. Tiene en la cabeza una cresta en forma de peineta, de rayas negras horizontales. Al igual que en la cola que se abre como un abanico. Es un poco más pequeño que una paloma, y me sorprendió la primera vez al oir, llamar al cristal en la parte alta de la casa. Y ahí estaba con su pico... Luego se para en cualquier alféizar y picotea siempre. He querido acercarme para hacerle fotos, pero la gata más rápida que yo, se pega al cristal y, claro, remonta el vuelo. Es muy chula y,desde luego, un habitante nuevo del bosque.
Feliz paseo.

bicipalo dijo...

Lara, Larita..., esa descripción es la de una abubilla (Upupa epops), si su vuelo es como "ondulante" no hay duda, falta saber si el pico es largo, fino y levemente ganchudo.
Hala, a volver a observar.

Sue dijo...

Me gustó pisar tu rincón.
Un saludo
Sue

Lara dijo...

Bicipalo, es lo que tiene ser amante y conocedor de la Naturaleza. Te las sabes todas...Es efectivamente una Abubilla. "San Google" me ha enseñado todo lo que ignoraba de ella que,fíjate tú, en mi vida las había visto... Y, ahora mismo, se ha posado una en el alfeizar de la ventana en la que estoy y la he observado detenidamente porque la gata se ha despistad, claro. El caso es que me llama mucho la atención su forma de tocar con el pico en las ventanas...Ahhh¡¡ acabo de ver a dos juntas...Si es que el bosque es una gozada...
De todo lo que he leído,me quedo con esto que he copiado de google sobre ella. ""En la poesía clásica china, la abubilla se describe como un mensajero celestial que a menudo trae noticias sobre el advenimiento de la primavera. La abubilla es considerada auspiciosa en China gracias a su belleza única.""...

Saludicos chico sabedordemuchascosas...

Lara dijo...

Sue, me alegra que hayas paseado por el Bosque y te haya gustado mi rincón
que intento hacerlo acogedor.
Saludos.

bicipalo dijo...

Sabes Lara..., de pequeño me fascinaba su vuelo y ahora de mayor, su ulular me hace sonreir, como has dicho, con ella llega la primavera, la luz, esos días en los que amanecer en la naturaleza es un regalo de vida.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores