domingo, 15 de marzo de 2009

LA FANTASIA CANTA









Si la música amansa a las fieras, a los humanos debería servirnos para pacificar nuestros estados alterados.

Todos tendríamos que oir música maravillosa cada día, aunque solo fuera un ratito. Dejar que las bellas melodías nos ayuden a relajar nuestra mente. Que la dulzura de unas notas nos arranquen una sonrisa. Que la fantasía de una canción nos lleve a soñar y nuestros ojos vean la magia que nos envuelve.

Dulces paseos por el Bosque de la mano de Sarah Brigtman.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores