jueves, 13 de mayo de 2010

CAMISA BLANCA


No es  extraño que yo me levante cada día canturreando, con una sonrisa matutina y la mirada anque atenuada por la bruma del sueño hecho noticia…Contenta... Ea, tengo esa suerte. Otros coleccionan llaveros… La radio, “En días como hoy”, pone la nota musical para izar persianas y, casi siempre, me facilita la tela para cortar un traje. Pero no un traje cualquiera, sino el patrón para hilvanar con el que cubrir la desnudez de la mañana.
Las zapatillas con dibujos gatunos envuelven las pisadas mientras la gata, como si me mirara desde un dibujo, me da los buenos días que le devuelvo con felina sinceridad…Pero, que sean buenos o no, no depende del deseo de la gata, ni del mío propio,  aunque buena intención siempre le pongamos al comienzo de la jornada, pero éstos dependerán mucho  de que aparezca algún cantamañanas y la fastidie… (Veréis que sigo con eso de “cantarle a la mañana”…)
Y, mira por dónde, que nada más descender de la onírica nube, -y ha debido ser cosa del consciente subconsciente-, que he comenzado a canturrear aquella canción que se cantaba cuando queríamos cantarle a la España de la Esperanza…
España camisa blanca de mi esperanza
reseca historia que nos abraza
por acercarse sólo a mirarla.
Paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos
donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza
la negra pena nos amenaza
la pena deja plomo en las alas.
Quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada
cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza
a veces madre y siempre madrastra;
navaja, barro, clavel, espada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

España camisa blanca de mi esperanza
de fuera a adentro, dulce o amarga
de olor a incienso, de cal y caña.
Quién puso el desasosiego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejó el hambre y se llevó el pan.



España camisa blanca de mi esperanza
aquí me tienes nadie 
me manda quererte tanto me cuesta nada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa.
No sabía si suprimir el final, donde dice… aquí me tienes nadie me manda, quererte tanto me cuesta nada.…Porque ante esto sí que  me rasgo la camisa blanca para tirarla…como los gitanos en el Sacromonte. Pero de rabia, claro, que la cosa no está para marcarse unos tarantos.
No sé qué tanto por ciento me toca perder de lo que dejaré de ganar. Ni sé si hay que agradecer que para el año próximo me congelen lo que me facilita comprar pescado. Congelado, eso sí. Que con lo del Anisakis hay que tener cuidado. Parece que todo lo que sea comer congelado, nos aísla de infectarnos de unos bichos malos para las entrañas. Pero claro, que lo que no mata, nos hace más fuertes, también parece ser una realidad. Por tanto quizá, digo yo, para que no me líen los que no dicen las cosas claras, hasta que te sorprenden vendiéndonos rebajas a destiempo y congelación salvadora, que a lo mejor lo que están haciendo los que toman decisiones “salomónicas” es que todo se debe a la IGUALDAD, que para eso tenemos un Ministerio y todo que la defiende…Sí, va a ser eso. LA IGUALDAD…¡Pero,... ahora que caigo en la claridad de la incertidumbre¡…¿Igualdad de qué...para quién...?...Si alguien sabe de lo que hablo, por favor que me lo aclare, pues todo esto me lía y no puedo salir así a la calle, ir a trabajar. Con estas dudas que me corroen el entendimiento y no me dejan lucir el sombrero ¿Qué es eso del Ministerio de Igualdad y para qué sirve…en esta “España Camisa Blanca de la Esperanza”…?
Ahora que me miro detenidamente en el espejo que me refleja, me doy cuenta de que esta mañana cuando me vestí, lo hice con una camisa blanca, y encima un traje negro. De fondo de armario… Y, sinceramente, no creo que sea por casualidad…
Mientras, Doña Leti calzando manolos...


Nota: A quienes la presente vieren, pero no entendieren, decir que esto viene a cuento por el anuncio del Gobierno de la Nación...País, que diría Forges...en previsión paliativa de la crisis y no de asma...sobre la bajada de sueldos de hasta un 5% y congelación salarial para el próx. año de los funcionarios, y otros "ricos" y variados recortes a los que no entraré porque bastante tengo con cabrearme con lo mío...





Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores