jueves, 11 de noviembre de 2010

¿CONDUCCIÓN TEMERARIA?

Que exagerado ha sido... Sé que velan por nuestra integridad física, por la seguridad de quienes salimos a esas carreteras, que, en determinados momentos son ángeles que visten de verde, como dicen que es la Esperanza y se guardan las ideas bajo un tricornio que ahora es una gorra como las gorras que lleva la Benemérita cuando está de servicio.

-Buenos días, saluda la amabilidad con chaleco reflectante mientras la ventanilla baja lentamente como temiendo una reprimenda.

-Buenos días, agente. ¿Sucede algo?

-Bueno, según lo que vd. entienda que puede suceder por ir conduciendo a la velocidad del rayo, pese a la limitación máxima de 120 Km. en autovía.

-Agente, perdone, creo que se equivoca de coche. Yo, soy respetuosa con las leyes, siempre intento hacer lo que dice el papel. No me gusta extralimitarme. Jamás conduzco a velocidad superior a la estipulada…Debe haberse confundido…

-Señora, la que se confunde es Vd. Mire que ha sido fotografiada por el radar…

-Pues me va a tener que enseñar la foto, señor agente, con todos mis respetos…No es que dude de su palabra…pero esas máquinas no sé si reflejarán fielmente lo que captan. Piense que si se va a tanta velocidad, la foto puede salir movida…como esas cosas  que se salen movidas de su sitio cuando se mueven tanto…y haber fotografiado a otro coche que me habrá adelantado…

-Señora, por favor, mire la foto captada por el radar a su vehículo y dígame si iba a una velocidad temeraria, o no…


 


2 comentarios:

Marmopi dijo...

Si es que se creen dios y van como locos :-D

Muy bueno, nena!

Igual un día de estos me paran a mí y me enseñan las tortuguitas que llevo en el coche y me la tengo que envainar. Aunque lo dudo, porque sólo voy deprisa cuando no bebo...
Cualquiera que me lea pensará cualquier cosa. Las ganas que tengo ya de irme a mi casa.
Hoy no he bebido :-)

Lara dijo...

Ay marmopi, se puede pensar cualquier cosa, pero la realidad de las cosas es la que es...

Con el debido respeto para la causa, he pretendido hacer una crítica a la forma en que, la mayoría de las veces, se conduce.
No es coña la cantidad de accidentes que ocurren cada día por causa de la velocidad excesiva y, lo peor, que el conductor/a temerario/a, piensa que ir a la velocidad que marca el papel y las campañas que insisten en respetar, es poco menos que absurdo y de memos...
Ojalá cada día se pudieran evitar tantos accidentes de tráfico como ocurren por una excesiva y loca velocidad, porque eso sería que, por fin, la temeridad ha dado su lugar a la responsabilidad.

Gracias por pasar por este bosque.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores