jueves, 13 de mayo de 2010

CAMISA BLANCA


No es  extraño que yo me levante cada día canturreando, con una sonrisa matutina y la mirada anque atenuada por la bruma del sueño hecho noticia…Contenta... Ea, tengo esa suerte. Otros coleccionan llaveros… La radio, “En días como hoy”, pone la nota musical para izar persianas y, casi siempre, me facilita la tela para cortar un traje. Pero no un traje cualquiera, sino el patrón para hilvanar con el que cubrir la desnudez de la mañana.
Las zapatillas con dibujos gatunos envuelven las pisadas mientras la gata, como si me mirara desde un dibujo, me da los buenos días que le devuelvo con felina sinceridad…Pero, que sean buenos o no, no depende del deseo de la gata, ni del mío propio,  aunque buena intención siempre le pongamos al comienzo de la jornada, pero éstos dependerán mucho  de que aparezca algún cantamañanas y la fastidie… (Veréis que sigo con eso de “cantarle a la mañana”…)
Y, mira por dónde, que nada más descender de la onírica nube, -y ha debido ser cosa del consciente subconsciente-, que he comenzado a canturrear aquella canción que se cantaba cuando queríamos cantarle a la España de la Esperanza…
España camisa blanca de mi esperanza
reseca historia que nos abraza
por acercarse sólo a mirarla.
Paloma buscando cielos más estrellados
donde entendernos sin destrozarnos
donde sentarnos y conversar.

España camisa blanca de mi esperanza
la negra pena nos amenaza
la pena deja plomo en las alas.
Quisiera poner el hombro y pongo palabras
que casi siempre acaban en nada
cuando se enfrentan al ancho mar.

España camisa blanca de mi esperanza
a veces madre y siempre madrastra;
navaja, barro, clavel, espada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa
de peregrina a ningún lugar.

España camisa blanca de mi esperanza
de fuera a adentro, dulce o amarga
de olor a incienso, de cal y caña.
Quién puso el desasosiego en nuestras entrañas
nos hizo libres pero sin alas
nos dejó el hambre y se llevó el pan.



España camisa blanca de mi esperanza
aquí me tienes nadie 
me manda quererte tanto me cuesta nada.
Nos haces siempre a tu imagen y semejanza
lo bueno y malo que hay en tu estampa.
No sabía si suprimir el final, donde dice… aquí me tienes nadie me manda, quererte tanto me cuesta nada.…Porque ante esto sí que  me rasgo la camisa blanca para tirarla…como los gitanos en el Sacromonte. Pero de rabia, claro, que la cosa no está para marcarse unos tarantos.
No sé qué tanto por ciento me toca perder de lo que dejaré de ganar. Ni sé si hay que agradecer que para el año próximo me congelen lo que me facilita comprar pescado. Congelado, eso sí. Que con lo del Anisakis hay que tener cuidado. Parece que todo lo que sea comer congelado, nos aísla de infectarnos de unos bichos malos para las entrañas. Pero claro, que lo que no mata, nos hace más fuertes, también parece ser una realidad. Por tanto quizá, digo yo, para que no me líen los que no dicen las cosas claras, hasta que te sorprenden vendiéndonos rebajas a destiempo y congelación salvadora, que a lo mejor lo que están haciendo los que toman decisiones “salomónicas” es que todo se debe a la IGUALDAD, que para eso tenemos un Ministerio y todo que la defiende…Sí, va a ser eso. LA IGUALDAD…¡Pero,... ahora que caigo en la claridad de la incertidumbre¡…¿Igualdad de qué...para quién...?...Si alguien sabe de lo que hablo, por favor que me lo aclare, pues todo esto me lía y no puedo salir así a la calle, ir a trabajar. Con estas dudas que me corroen el entendimiento y no me dejan lucir el sombrero ¿Qué es eso del Ministerio de Igualdad y para qué sirve…en esta “España Camisa Blanca de la Esperanza”…?
Ahora que me miro detenidamente en el espejo que me refleja, me doy cuenta de que esta mañana cuando me vestí, lo hice con una camisa blanca, y encima un traje negro. De fondo de armario… Y, sinceramente, no creo que sea por casualidad…
Mientras, Doña Leti calzando manolos...


Nota: A quienes la presente vieren, pero no entendieren, decir que esto viene a cuento por el anuncio del Gobierno de la Nación...País, que diría Forges...en previsión paliativa de la crisis y no de asma...sobre la bajada de sueldos de hasta un 5% y congelación salarial para el próx. año de los funcionarios, y otros "ricos" y variados recortes a los que no entraré porque bastante tengo con cabrearme con lo mío...





14 comentarios:

Atlántida dijo...

Paciencia,Lara, en éste país,hoy en día, solo nos repartimos las penas...Quien da más :)

Sigue sonriendo,como si no estuvieras cabreá; al final,se contagia.

Muy bien escrito, creí que era prosa poética hasta que me dí de bruces con los "recortes".

Un besote.

Lara dijo...

Hola Atlán.
No me cabrea que toquen mi sueldo de sobra tocado...sino que no toquen tantos sueldos que no deberían cobrarse...

Pero, mi suerte es que hoy me he vuelto a levantar canturreando y me he pintado la sonrisa de carmín.

Besicos.

Viejo Zorro dijo...

Hola a todo/as funcionario/as, que desde mi punto de vistas, somos todos los que funcionamos, porque para no funcionar ya están los inútiles del gobierno, que no saben por donde andan desde que cogieron las riendas de este país que va como borrego humillado al matadero.
Me guata hablar claro y decir lo que pienso y si alguno se molesta es porque se creo que tiene parte en eso de sujetar las riendas, no se da cuenta que sigue el mismo sendero y que su piel también es de borrego.
Un abrazo y vamos repartirnos las penas cono dice nuestra amiga, mientras Lara canta, mientras sus penas espanta.

Un abrazote
Viejo Zorro

Lara dijo...

Zorro, que hayas entrado al bosque con lo liado que vives, es para celebrar casi que me vayan a desestabilizar la economía con el porcentaje ese de la discordia.
Como siempre es un placer leerte, sobre todo porque lo puedes decir más alto todo, pero no más claro...Y yo también pienso que funcionarios somos todos los que contribuimos a que las cosas funcionen. Sea lo que sea en lo que trabajemos...
Bueno, que encantada de que hayas entrado con la moto...porque en el bosque nunca hay borregos.
A ver si cambia el tiempo y pongo un carrito de helados en la puerta para invitaros...con lo que me sobre...jajaja
Besicos.

bicipalo dijo...

Hola Lara, hola Atlan, hola Viejo Zorro...., pues bueno, creo que lo del recorte era lo mas fácil, lo que mas a mano tenían esta panda de incapaces y patanes.
Hace tiempo que tengo claro que de esta situcación tendremos que salir por nosotros mismos, con tesón, con ingenio y pasando de estos elementos.
Abrazos y besitos repartidos a cada cual desee y anhele.

Lara dijo...

De nuevo sabias reflexiones Bicipalo. Yo, lo tengo igual de claro. Como llueve sobre mojado, te diré que no espero soluciones, porque si hay algo que tengo claro después de muchos "desfiles" de unos y otros, es que son los mismos perros con distintos collares. Con perdón de los perros, que no deberíamos hacer comparaciones con ellos y menos en estos escenarios.

En fin...Besitos recibidos y entregados a ti también.

Viejo Zorro dijo...

Es difícil no estar de acuerdo contigo en algo, pero en esta ocasión me declaro en desacuerdo total contigo en en esa afirmación de "Los mismos perros con distintos collares"
Siempre hubo y habrá perros de distintas razas y collares para cada perro...
El que me conoce sabe bien que no me dejo llevar por pasiones ideológicas, religiones, religiones ni credos, tengo mi idea de la justicia, del bien del mal y de la verdad y me justa hacer juicios sobre echos y no sobre palabras, me gusta llamar al pan, pan y al vino, vino, siente mal a quien siente.
Sin remontarme a algo tan recurrente para los fanáticos de sus ideas, como es la Guerra Civil Española, os invito a hacer una ligera reflexión sobre los gobiernos de la democracia.
Hubo un gobierno que dejó a España en pelotas y ahora el actual, que le aventaja a aquel de su mismo, en lo que a dejarnos en bolas se refiere. Eso está ahí, no es ficción y si no somos capaces de verlo, entonces la culpa es nuestra y en lugar de llamarle perros a los que nos gobiernan, vamos a ser sinceros y llamémonos a nosotros borregos.
Es mi opinión, tan respetable como cualquiera ¿No?
No no le doy vueltas a las cosas para evitar llamarle por el nombre a un inútil, aunque sea de mi familia.
Besos y abrazos en la medida justa, que no están las cosas para derrochar.

Viejo Zorro

Lara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lara dijo...

Astuto zorro. Como nunca vamos a discutir por cuestiones de collares, perros ni borregos, pero sí a seguir un camino que unas veces nos llevará a converger y otras a divergir, te diré que a veces cada quién cuenta la feria según le va. Y no me refiero a tu feria, ni a la mía, que unas veces nos divertiremos en ella y otras quisiéramos no haberla visitado. Pero el símil del collar, lo escribo aquí, porque se lo he dicho in situ, y a la cara a quién en un momento dado se presentó como “un salvapueblo” con consignas de “un salvapatria”, también llamado “salvapaís”...
Quizá a la crisis se habría llegado igual por el camino de la izquierda, la derecha y el del medio, si es que era irremediable como parece, en este mundo en crisis, pero no me puedo llamar borrega (por eso de la igualdad de género) porque si alguna vez dirigí mis pasos a un determinado camino, no fue sino porque, como tantos, pensé que ese era el mejor para llegar. Pero ya aprendí que el camino lo marco yo, porque, el que yo no coma carne, no significa que vayan a cerrar las carnicerías… Y en un océano donde tan pronto el mar es azul, como se tiñe de rojo para desembocar en negro, lo más prudente es nadar y guardar la ropa, porque…sencillamente; ”harta ya de estar harta…ya me cansé”...

Besos sin “recortes”
Nota: No he suprimido el comentario, solo le he quitado varios "sencillamente" que le sobraban.

Marmopi dijo...

Aquí otra mosqueá. Semifuncionaria o empleada laboral fija para más señas.

Otra guantá a los de casi siempre, porque lo de perder las costumbres no es algo que en este país se acostumbre.

Da lo mismo el memo que tengamos en el gobierno, que lo bonito es para los mismos de siempre. Eso sí, mientras ellos, los sindicatos, los empresarios y los banqueros viven a placer y tienen siempre llenitos los bolsillos.

Lara, nos ha tocado, hija. Que me esperen el día 8 en la huelga, que fijo que les hago compañía por donde yo les diga!

Lara dijo...

Marmopi, que alegría verte en el bosque.
Hoy, día de Santa Rita, patrona de los funcionarios que funcionan...A la que hay que invocar para que los imposibles se hagan posibles, pues ¡oye, que ni chicha ni limoná¡...O no encoentramos la oración que le cuadre, o, como si fuera política...que no escucha, leñe...Ni "santasritasniná". Qué razón llevas, todos los que se erigen en defensores de causas perdidas, viven de p.m. en sus palacios, chaletes de lujo y mirándonos desde sus poltronas...
y otros, dicen que lo hacen desde el cielo, como "santaritapatronadelosimposibles"...Vivir para oír...

Un abrazo desde el bosque donde los pájaros no me piden que los vote...
Lara-Raaf.

Lara dijo...

Traigo este otro comentario que he dejado a Marmopi en su blog. Sufridora también de los recortes estos que pareciera que a muchos alegra, que nos haya tocado a nosotros mayormente:

El estigma de los empleados públicos, es que tenemos que cargar con el sambenito de que nosotros tenemos comodidad, seguridad en el puesto y nada nos falta. Como si tuviéramos que pedir perdón por haber estudiado una carrera, aprobado unas oposiciones o formar parte de una bolsa de trabajo, previo concurso.
Como si nos regalaran la jornada de 7 horas, y fuera verdad la leyenda urbana de que nos tocamos las narices cada día y fueran nuestras nóminas un regalo y la causa de haber llegado a la crisis.
Los funcionarios no vamos al paro. Pero a veces tenemos dificultades para cobrar la nómina, aunque nadie se lo crea, Y eso es por una gestión política y de crisis que no hemos generado. Pero el tocarnos la cartera, a muchos empleados públicos, funcionarios o laborales, supone un descalabro como al que más y máxime si no cobramos, en todos los casos, los ricos sueldos que se suponen y que además, como se piensa a veces, dicen que sobramos casi todos.
Pues en esta profesión, pasa como en todas las demás: Unos: merecedores del puesto que ocupan, y otros deberían irse a sus casas y trabajar en algo que fuera más acorde a su vagancia. Pero lo de meternos a todos en el mismo rasero, generalizar, eso sí que no.
Ya sé que se alegra mucha gente de que seamos nosotros a los que recurra “papá” gobierno para salir de donde ellos nos han metido. Que a quién prejuzga, sin saber, no le vamos a convencer de lo contrario. Pero no voy a quedarme callada ante tanto despropósito, porque encima corro el riesgo de que el de turno, diga que: “ como callo, pues otorgo”…

Esto viene a cuento porque estoy hasta el rizo, de oír a gente que se alegra de que nos recorten el sueldo.

Ahora vuelvo a mis quehaceres de ama de casa. Que también los tengo por los que no cobro ná...

Marmopi dijo...

Y yo, con permiso de Lara, os dejo una carta que va recorriendo y recorriendo los internetes estos con tanto acierto:

Muy señores míos:

Por la presente lamento comunicarles que he decidido pagar un 5% menos en el recibo mensual de la hipoteca que tengo con su banco.
Ha sido una decisión difícil, muy difícil y dolorosa, pero me es imprescindible para salvar mi economía y reducir mi déficit.
En situaciones como ésta es cuando todos debemos arrimar el hombro, por lo que les pido comprensión y solidaridad.
Al fin y al cabo yo, como el resto de ciudadanos, colaboré en su día en la inyección de liquidez que recibieron ustedes para salvar el sistema financiero.
En realidad me he visto forzado a tomar esta decisión porque mis padres, al ver el saldo de mi cuenta corriente, temen verse obligados a dejarme dinero y ustedes, como banqueros que son, saben mejor que nadie que no tiene sentido poner capital si no es para conseguir un “pingüe beneficio”.
Me he informado y sé que es lícito tomar este tipo de decisiones de forma unilateral y sin previa negociación (véanse como antecedente las declaraciones del presidente del gobierno en el parlamento el pasado 12 de mayo).
Aprovecho la ocasión para comunicarles que ya dispongo de suficientes sartenes y no necesito que me regalen ninguna más.
Atentamente, Un funcionario hipotecado.

Mazur dijo...

Cuanto susurro critico envuelve este bosque, susurro proveniente de unas hadas malhumoradas con aquellos hombres que podan sus arboles, esos arboles que se creen protegidos por derechos adquiridos con el paso del tiempo, un bosque en el que nadie se atrevió a entrar en años, y en el que camparon y campan a sus anchas todos los animalitos que viven en el, unos con derecho propio, y otros, invitados por amigos y familiares, y creedme, de esto se un poco. Cierto es que no siempre la poda es la mejor solución para que los arboles se recuperen y vuelvan a brotar con fuerza, pero dichosos todos esos seres vivos que habitan en ese bosque que aun conserva mucha de su frescura y colorido que no hace peligrar por su existencia, peor suerte tuvieron aquellos que en esa oleada de incendios perdieron todo lo que tenían, tanto ellos como sus seres mas queridos Mi querida amiga Lara me conoces y creo que me conoces bien, no justifico aquello en lo que no creo, pero desde mi nido en lo alto de uno de esos arboles, observo con tristeza unos susurros justificados en algunos casos, pero tremendamente injustos en la mayoría de ellos.

Un placer participar en tu bosque Lara, pero eso si, siempre con sinceridad y respeto para aquellos que creen que en tu bosque animado es donde peor se habita.

Un saludo

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores