jueves, 29 de abril de 2010

CUENTOS REVUELTOS.


Ea, a mí me da de vez en cuando por revolver los cuentos. O sea, adaptaciones de esas que yo llamo para recordarnos que pasan los años y se nos olvida que fuimos niños. Por tanto, hago con ellos lo que me sale de la bola...Todo sea por que no se nos olvide lo esencial...reírse aunque sea de uno mismo...Y, a la vez, buscarle la vuelta a la crisis...al menos pasar por aquí a entretenerse un rato, no cuesta un huevo...

Aquí pues, dejo la mezcla de dos de los cuentos más cuentistas de la historia: La cigarra y la hormiga con la gallina de los huevos de oro...

Que los huevos, digo, los cuentos revueltos, os gusten...

Érase una vez una gallina de lo más huevona. Siempre con el culo en pompa.  Cacareando y paseando su cresta sin peineta, sin dar un palo al agua. Un poco utilizando eso de “que a mí me las traigan todas”…
A la izquierda del gallinero  vivía una cigarra que sólo cantaba y se limaba las uñas, y, dos corrales más abajo, una hormiga de lo más curranta que se pasaba el verano llevándose las migas que a los críos les birlaba del bocadillo en vistas del invierno. 

Un día, el dueño de la gallina vio que ésta tenía un culo agradecido, pues los huevos que ponía creyó que eran de oro, -o purpurina-, que nunca se sabe. Ya que había oído en el mercado que, con eso de la crisis, los huevos estaban a precio de oro,  Y dijo: -¡"pondió" que suerte tengo¡, a ésta le rebano yo el pescuezo, le saco la mina de dentro y me hago con el oro rápido,  así me ahorro darle el panizo que se come, y podré tumbarme a la bartola y que trabaje Rita, la cantaora.

Una mañana, la cigarra iba cabizbaja y meditabunda. Las tripas eran lo único que ya cantaban porque hacía semanas que no tenía un brusco que llevarse a la boca. 

Llamó casa de la hormiga y le dijo:-hormiguita, dame algo para comer que tengo un cante jondo dentro de mí, el estómago tiene un baile y mis tripas le hacen palmas-. La hormiga le contestó: -¡quiá, ni hablar¡, te has pasado el verano destrozándonos con tus cantos y mientras yo, deslomándome para conseguir comida para todo el año, y no te doy ná de ná. Vete casa de la gallina que tengo entendido que el muy tunante del dueño le ha estirado el gaznate para sacarle no se qué oro de los huevos, y, aunque sea la cresta, algo podrá darte el tocahuevos ese-. 

Así lo hizo, pero nadie respondió.  Se asomó a la ventana y vio a la gallina despanzurrá encima de una mesa y, el dueño, todo avaricia, se daba cabezazos en la pared y deliraba. Gritaba  que,  si quería los huevos para venderlos y comprarse un tractor amarillo. Que, si a su suegra le daría para que se afeitara el bigote...que, …Sólo oía la cigarra los lamentos del egoísmo y sus tripas de acompañamiento.


MORALEJA: Conformémonos con lo que tengamos. Trabajemos para poder vivir y vivamos sin tocarle los huevos al vecino……..Bueno, y si se los tocamos, que sea con buena intención… 

Que me disculpen este atrevimiento los verdaderos creadores de cuentos...¿vale?...Y que no se enteren los críos...que no quiero firmar autógrafos, todavía.












7 comentarios:

Roberto Learsi dijo...

Veo con agrado que te gusta usar el idioma de la calle...

A mi, cuando me chapa la yuta me de con la goma, me porta a taqueria.
chamuyar lunfar me copa...
el bulin se acotorra y el catre llora,
un gomia
Roberto

Atlántida dijo...

¡Opss!,¿qué ha pasado?...dejé un comentario hace dias ¡y no sale!...Será mi torpeza de bloggera novata :S

Lara, Raaf querida, que muy bonito el cuento adaptado y...¿pa cuando otro?. Tengo ganas de bosque.

Un beso

Lara dijo...

Atlán, la verdad es que este "cuento" es de esas tonterías mías que se me ocurren para "cambiar de tercio". Un poco chorra, jajaja, pero como en todo, le busco la vuelta a la realidad del día a día.

Por cierto, me enteré el otro día que desaparecen comentarios. En mi post RASGADA, me han desaparecido nada más y nada menos que 6. Sólo son visibles 7 de los 13 que tenía. Los tengo en el correo, pero intenté volver a ponerlos y nada. Da un error y tienes que enviar avisos y no se qué más..y a esperar que los repongan, si los reponen...
Hay mucha gente que le ha pasado eso...En fin, cosas de internete

Bueno, que gracias por pasarte por el bosque.
un besico.

Lara dijo...

jajaja, Roberto, no sé si has querido mandar a algún vecino a que se toque los pies...o que se vaya a tomar fresco a la farola...Este "cuento" mio, y para lo que acabé pidiendo disculpas a los creadores de cuentos, es porque hay días que veo a cada "pimpollo" y le oigo cada idiotez, que se me sube la bilirribina...y, como yo solo digo tacos cuando voy conduciendo..jaja, pues quería yo decir,modosamente, y dije, que no hay que incordiar a quien no incordia...y quetampoco me corte el vecino la goma del riego por goteo porque le voy a cortar yo a él...el tupé...
Bueno, yo soy muy bien "hablá", casi siempre...
Me perdonas por el lenguaje de la calle?

Roberto Learsi dijo...

Volvamos a la expresión castiza.
Porque hablar bien, no cuesta un carajo y reporta una satisfación de la gran puta...
Así con mi porteña forma de expreción se me escapan ciertas sutilezas del "Español de auto"
Por lo tanto no entendí las siguientes expreciones:
1.-culo en pompa.
2.-dar un palo al agua
3.-“que a mí me las traigan todas”…
4.-darle el panizo
5.-que trabaje Rita, la cantaora
6.-no tenía un brusco
En contraposición y venganza, he decidido escribirte en "Lunfardo" que es idioma que me gusta mucho, nacido en las cárceles de Bs.As. y usado hoy en las letras de tangos.
Sin embargo y para mi sorpresa... ya en tu contestación me escribes
MANDAR A ALGUIEN A QUE TOQUE LOS PIES!!!
Expreción enteramente ajena a mis intenciones ya que de los pies de los vecinos me importa un moco...

Ahora bien, los tacos, yo en Mexico me los como, en Argentina los uso en los zapatos ¿y en España? parece que sirven para expresar disconformismo...(de alguna manera)
Roberto

Lara dijo...

""A la Mancha,manchega, que hay mucho vino, mucho pan, mucho aceite y mucho tocino..Y si vas a La Mancha, no te alborotes, porque vas a la tierra de Don Quijote....""

Esto, amigo, es cantar unas manchegas...No me ves bailar, pero estoy dándole un aire a los dedos, que no veas...
Lo del culo en pompa...empingorotao.
No dar un palo al agua: No trabajar en nada.
Aquí me las traigan todas: Sin moverse, que le faciliten a uno todo, hasta el condumio...
Condumio: Comida.
Panizo: Maiz.
Rita, la cantaora.. Una que sólo cantaba.
Brusco: Lo que se desperdicia de las cosechas.
Pero tocarle los huevos a alguien, no es tocarle los pies, sino jod..jorobarlo más de la cuenta...debe ser molesto, si no es con buena intención..jajaja...
Tacos: Palabrotas. Y aquí los zapatos llevan tacones.
Que no se diga que esto de cruzar palabros, no es guay...Lo que no se aprende en el bosque...
Espero que ahora el "cuento" sea más entendible...

bicipalo dijo...

Hey Lara, mujer atlante y Roberto..., genial intercambio de comments, me ha encantado el cuento y el cruce de expresiones...., el lenguaje es así, amplio, diverso, moldeable..., casi casi como una paleta de colores que se pueden mezclar en infinitas gamas y matices.
Besos y abrazos para todos.
Por cierto, Lola, intenta poner los comentarios "logeada", es decir con tu cuenta dde blogger activada.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores