martes, 2 de marzo de 2010

NOTICIAS DE LA TIERRA.

En días como hoy.


La modulada voz me hace abrir los ojos y subir las persianas.


La gata me regala el primer maullido aniñado  y la jornada comienza al mismo tiempo que la bruma del sueño desaparece dejando una estela onírica en la almohada.

La radio, ese mágico mundo de figuras imaginadas con voces timbradas y suaves, comienza a desperezarme con noticias que no han dormido la noche.

La tierra tiembla. Se parte en dos y engulle la vida.

El sonido estremece el despertar envuelto en la cotidianidad de la tragedia. Durante mi sueño, el mundo no ha sucumbido a los encantos de Morfeo. Ha sido testigo de los embistes de la Naturaleza que pone miedo a las lágrimas y tiñe de negro la esperanza.  Del llanto de los niños y el lamento del viento.

¿Que es de ti, Tierra? ¿Cuánto dolor te hemos infringido para que te defiendas y nos entregues al lodo de la hecatombe?...

En días como hoy.

Gritan las conciencias mientras me informa la voz desde las ondas.

Mucho hacemos mal, me digo sin hablar, mientras el agua caliente me reconforta y el aroma del jabón se presenta entre espuma blanca. 



¿Como podemos evitarlo?

La toalla seca la pregunta y mi cuerpo agradece al Dios de la Vida que el tiempo fuera no sea de luto. Que la calle permanezca entera y los pinos conserven la Procesionaria mientras la Ardilla come piñones. Que los gatos de colores ronden a mi gata. Que la chimenea emita el humo del pan horneado. Que, un día más, cautelosa pise la calle donde comienza el bullicio aunque las caras vistan legañas de noches dudosas y se perfumen los cuerpos con el aroma de la duda.

En días como hoy.

Y, mientras las noticias siguen aterrando la vida…Aún queda mucho por hacer… Y quizá la Tierra, tarde o temprano nos haga entender que ella, Madre Tierra, nunca quiso lo que nos entrega.


No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores