viernes, 12 de marzo de 2010

DELIBES.

La Sombra del Ciprés es alargada donde Los Santos Inocentes se reúnen. 

Paseando por El Camino, me he encontrado El Diario de un Cazador,  y me he enfrascado en Un Mundo que Agoniza. 

Contigo llegué a Europa, Parada y Fonda. Allí me reuní con Una Señora de Rojo sobre Fondo Gris, cuando subí a El último coto, a pasar Cinco horas con Mario.

Esta mañana la radio daba la noticia de que Miguel Delibes ha pasado al "otro lado". 

Nos quedamos sin otro erudito de las letras. Dejo este pequeño homenaje a alguien que supo decir muy bien lo que contaba.




2 comentarios:

bicipalo dijo...

Un homenaje creativo, vivo, sucinto y claro..., como creo que era su prosa.

Lara dijo...

Así es. Me faltan libros. Pero creo que he conseguido decir con pocas palabras todo lo que él nos contó con las suyas.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores