miércoles, 17 de febrero de 2010

CUANDO SE TIENE UN RESFRIADO



Cuando se tiene un resfriado, los ojos llorosos, la nariz taponada y la cabeza en otro sitio; mi abuela me dejó una receta: Agua caliente con miel y limón, que hay preparar con Amor, Amistad, Esperanza y mucho Calor.

Posología: Cójase un recipiente al que se le añade un poquito de agua,  unas gotas de ilusión, algo de azahar y un toque de canela.

Todo ello se pone encima de la mesita de noche (y de día, que al amanecer sigue siendo la misma). Mientras el sueño nos llega debemos imaginar que la sonrisa que al otro lado se dibuja, la pone la cara de quien nos canta bajito. ""Duerme amor, que yo estaré a tu lado. Duerme corazón, que mañana te estaré esperando""

El olor del azahar, junto con el toque de canela y las gotas de limón, hacen que la ILUSIÓN se sienta como real.

Y así el malestar desaparece, y el sueño nos lleva al lado de quien nos mira con una sonrisa. Y  la Ilusión y la Fantasía cogidos de la mano soñada nos hacen amanecer, sabiendo que un día no muy lejano los sueños pueden hacerse realidad.

4 comentarios:

Roberto Learsi dijo...

Yo tambien tenia una abuelita, y la abuelita tenia un marido, que era mi abuelito. Cuando la abuelita me dio la formula para curar el resfriado... mi dijo... una taza de te caliente, con limon, unas gotas de coñac... y... a la cama....
Pero, mi abuelito mujorò la fòrmula substancialmente... me dijo: El mejor remedio... ir a la cama, poner el sombrero en el suelo, sentarse en el borde de la cama, tomar el te, con gotitas de coñac, y continuar tomando el coñac, hasta que en el suelo se vean dos sombreros... meterse en la cama...y.... ya està... a la mañana como nuevo...
La verdad, la fòrmula de abuelito me es mucho mas grata..
Roberto

Lara dijo...

Hola Roberto. La verdad es que los abuelos tienen remedios y nos dan consejos muy válidos. El tuyo tenía coña, por eso de aconsejar tomar coñac hasta ver doble el sombrero..jajaja...Muy bueno.

Gracias por pasarte por este mi Bosque.
Un abrazo.

Roberto Learsi dijo...

Querida amiga, el paseo por el bosque es siempre muy grato, he querido agregar el duende del buen humor, a los duendes de la inspiración, que ya están actuando fecundamente en ti.
Siendo tu (mi) bosque un lugar tan grato, no me animo a agregar mis versos, porque el material con que los hago, son siempre parte de la vida...y... casi siempre muy tristes.
Gracias yo te doy de todo corazón, que me dejas verte el alma a traves de tus hermosos escritos...
Roberto

Lara dijo...

Roberto, me acabas de dar una idea. Si te animas a dejar tus versos en este nuestro Bosque, te abro una página especial para ellos. ¿Que te parece?...Voy a intentarlo. Será todo un honor que en los paseos bosquianos, en esos momentos en que la lectura es la necesidad mas acuciante para evadirse, inspirarse, soñar o soltar lastre, se puedan leer también esos versos que salen de lo más profundo de nosotros.No importa si son tristes, pues, ¿quién no lo está en un momento dado? y eso forma parte de nuestra vida, no solo lo alegre.
Por eso, tú pones el verso y yo la prosa, ¿vale?...Voy a abrir un lugar por aquí para ellos...
Un abrazo.

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores