domingo, 15 de marzo de 2009

LA FANTASIA CANTA









Si la música amansa a las fieras, a los humanos debería servirnos para pacificar nuestros estados alterados.

Todos tendríamos que oir música maravillosa cada día, aunque solo fuera un ratito. Dejar que las bellas melodías nos ayuden a relajar nuestra mente. Que la dulzura de unas notas nos arranquen una sonrisa. Que la fantasía de una canción nos lleve a soñar y nuestros ojos vean la magia que nos envuelve.

Dulces paseos por el Bosque de la mano de Sarah Brigtman.
AMANECIENDO
Esta mañana como de costumbre he tenido la necesidad de salir a respirar el aire puro de mi entorno.
Verde y marrón anaranjado son los colores predominantes junto al azul cielo que hoy me regalan su embrujo.
-Demasiado temprano sales al bosque-, me ha dicho la voz interior que me sorprende aún medio dormida. No tienes que ir a trabajar y no eres capaz de quedarte descansando y durmiendo hasta tarde-.
- No, claro que no- . Dormida no disfruto la maravilla del nuevo amanecer. Del anochecer cuajado de estrellas. De la luna que brilla tiñendo de plata la espesura que me rodea. No, quiero salir siempre al exterior y disfrutar del tesoro que se nos presenta cada día de tantas formas distintas
Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores