martes, 17 de marzo de 2009

LLUVIA EN EL BOSQUE





Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva, los pajaritos cantan, las nubes se levantan......


Aún resuenan en mis oídos las melodías de esos cantos. Eran juegos de niñas donde la invocación de la lluvia era un motivo más para que, jugando "al corro ancho de la patata.....", se nos hicieran jolgorio y fiesta, risa y espera a la llegada de la pubertad donde ya, de ese juego de niñas, solo nos quedaría la lluvia. La lluvia esperada y fresca, compañera de juegos y paseos, testigo de amores a hurtadillas y escapadas de pretexto bajo el paraguas hecho cobijo.
La lluvia, agua pura y nubes que lloraban para alegría nuestra, para alegría mía. Lluvia siempre bien venida. Lluvia que acrecentaba su embrujo haciendo que el espacio oliera distinto, a tierra mojada, a tomillo y romero, a pino piñonero. A vida mojada.


Lluvia. Mi lluvia. Agua de lluvia. Agua más que agua. LLuvia.


Cuando la lluvia dejaba de ser llovizna, como niña pequeña, arreciaba; bajaba pesada desde su ennegrecida morada y nos llegaba impetuosa, salpicando de tierra mojada nuestros pasos de caminar apresurado. Y corríamos a otro cobijo, a otro lugar donde esperar que amainara y se hiciera color de arco iris ante nuestros mojados ojos y risa fresca. Alegría de lluvia, de sol tenue y arco de colores.


Lluvia. Mi lluvia. Agua de lluvia. Agua más que agua. Lluvia.


Otras veces, cuando era la tristeza la visitadora imperiosa que nos llegaba junto a la lluvia, se hacían agua salada para resbalar por las mejillas sedientas, fundiéndose en mojados besos. Besos de salitre y sentimiento. Perfecta simbiosis de caricia húmeda.
Hoy, sigue el amor a la lluvia, a la llovizna, al olor casi olvidado de tierra mojada y yerba verde. Al agua que, tras el cristal, saluda a mi recuerdo y me abraza la piel que es agua y llanto. Lluvia y beso cálido que me llegan trasportándome al "corro ancho de la patata...." y a "que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva....."

1 comentario:

Anónimo dijo...

La lluvia viene de Dios es una de las pocas cosas que todavia no hemos dominado... La lluvia se refiere tambien a la lluvia de bendiciones, eso, es, presisamente lo que pretendo para vos...
-------------------------
Como se arreglan los niños de hoy sin los inocentes juegos que nosotros hemos disfrutado?
Vendran otros poetas que se mojen con la lluvia?
Gracias Lara por tu inspiracion y frescura en tus escritos...
Roberto

Se ha producido un error en este gadget.

Seguidores